Falcotitlan SUSTENTABLE®

La oruga, el sapo en el bosque mágico


Rocío Prieto Valdivia

CUENTO DE PRIMAVERA

Había una vez en un bosque en el cual todos eran felices.
Convivían muy bien los gusanitos que tejían lindas telas, para hacer hermosos vestidos
Cuando llegaba la primavera, las orugas, las mariposas y alguna que otra catarina disfrutan de ellos.
Los ruiseñores ensayaban sus cánticos, enseñan a los pequeños los gorrioncillos de colores.
Las libélulas traviesas danzaban mientras ellos cantaban, todos eran felices en ese bosque menos un feo sapo, con grandes patas verdes y voz mal humorada.
Que decía si me hacen enojar me los voy a comer, huyan, huyan mientras estoy a dieta .y comía una hojita verde.
Un día cuando casi todos ya habían terminado sus labores (llegó el hada de los sueños y con vocecita melosa les dijo, “hoy traigo muchas semillitas, pero hay una muy especial que depositare a un lado del estanque del sapo gruñón”.
Y todos gritaron “¡hurra por fin un castigo para señor sapo gruñón!, él los miró con desdén.
Y acto seguido polvos mágicos sacó de su bolsita y todo se iluminó.
Tiempo después un pequeño brote había por doquier, pero la semillita mágica no crecía, y todos se sentaron a llorar. La luna los vio y les mandó un rayito de su luz, y la semillita despertó y estiró un bracito, y luego otro y creció y creció, era una linda ramita llena de flores y tenía un capullito.
Del cual una linda arruguita de mil colores despertó también, observando su alrededor, con una linda voz dijo así. “Hermoso lugar para vivir, y todos la recibieron con alegría”.
Menos el sapo gruñón que dijo, ufff otro ser mágico y feliz más.
Pero estaba equivocado, ese ser mágico era especial lleno de bondad.
Todos le hicieron una fiesta hermosa, con muchos regalos y cantaron y bailaron, mientras el gruñón, los veía nada más.
Cierto día le dio mucho sueño y se miró al espejo que era una tierna gota de rocío matutino, y se dijo a sí misma la arruguita
“Soy de muchos colores pero algo dentro de mí me dice que hay más, tengo sueño dormiré”.


Y se fue a dormir, sus amigas las orugas le dieron una mantita y durmió y durmió.
No supo cuantos días, pero una mañana despertó, estiró sus bracitos y dio un brinquito se miró al espejo y pinto su boquita.
Y salió al jardín sin darse cuenta que ya era otra, en su largo sueño le habían crecido sus alitas y se había convertido en una hermosa mariposa, las más hermosa del bosque mágico.
Todos corrieron jubilosos a su encuentro gritando eres la más hermosa y ella sonría feliz intento volar alto y se paraba en cada flor era tan feliz, que fue y beso al sapo. Que al mirar su hermosura, también paro su fea boca y zas, ambos se convirtieron en príncipes, y vivieron muy felices en el bosque mágico, cuidándolo.
Y cada año al llegar la primavera ellos vierten polvos mágicos, que esparcen por el mundo entero y llenan los campos de colores, de flores y hermosas mariposas que los feos y gruñones sapos besan… y colorín colorado, este cuento ha terminado.

POWERED Falcoatl MULTIMEDIOS®. Con tecnología de Blogger.