Falcotitlan SUSTENTABLE®

CONFLICTO MAGISTERIAL: FALTA DE COORDINACIÓN Y VOLUNTAD

BREVIARIO : Alfredo Nava Pérez


El conflicto magisterial que desde el 15 de mayo ha ocupado las primeras planas de la prensa nacional y local, particularmente en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, dista mucho de haber llegado a una solución definitiva. Si bien es cierto que el receso escolar de verano, aunado al pago de salarios retenidos y la liberación de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) recluidos en diferentes penales del país, ayudó a disminuir el nivel de movilización del magisterio democrático, no quiere decir que la lucha ha terminado, ya que en las mesas de negociación con la Secretaría de Gobernación, no han abordado en lo sustancial la demanda principal de los maestros, la abrogación de la reforma educativa. 

En ese contexto, las declaraciones del Secretario de Educación en Guerrero, José Luis González de la Vega Otero, hechas en los últimos días a los medios de comunicación, no abonan en nada a la solución del conflicto en nuestra entidad; al contrario, calientan los ánimos tanto de la dirigencia de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) como de los maestros de base que participan activamente en el movimiento. González de la vega aseguró que el proceso jurídico para cesar a los profesores que no se presentaron a la evaluación, así como para quienes acumularon más de 3 faltas injustificadas en un periodo de 30 días (en clara referencia a los que han participado en el paro de labores y movilizaciones estatales), sigue su curso de manera normal. Posteriormente, luego de haber asistido a la ciudad de México para sostener una reunión de trabajo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, en donde se explicaron los pormenores de los acuerdos alcanzados con la CNTE, González de la Vega suavizó su postura, reconoció que serán respetuosos de lo pactado en las mesas de negociación con la SEGOB, pero insistió en que la situación jurídica de los docentes notificados no evaluados, sigue siendo la misma. Es decir, que todavía están en riesgo de perder su plaza – base. 

Este tipo de afirmaciones arrebatadas y contradictorias de la SEG, muchas veces motivadas por la presión social y de asociaciones empresariales, como la COPARMEX, CANACO y Mexicanos Primero, exigiendo mano dura contra los maestros que disienten de la reforma educativa, además de mostrar una descomunal falta de coordinación entre las autoridades educativas de los diferentes niveles de gobierno, ponen nuevamente a la Secretaría de Educación Guerrero en una posición de confrontación al magisterio democrático, y no de conciliación, como debería ser. 

Luego de 90 días en paro laboral, las autoridades no han mostrado una verdadera intención de solucionar este conflicto. Se han visto forzados a sostener mesas de dialogo durante varias semanas (por la gran capacidad de organización y movilización de los maestros), sin que surjan de la parte oficial propuestas concretas a las demandas de la CNTE, específicamente en lo que corresponde a la ley del servicio profesional docente y todas sus afectaciones laborales que de ella se derivan. Sin embargo, si existe una salida en esta disputa, una simple decisión del poder ejecutivo federal, pudiera darle un giro de 180 grados al problema con el magisterio, generando certeza laboral a más de un millón doscientos mil trabajadores del sector educativo. Si el Presidente de la República respetara el artículo 14 de la constitución política de México, que establece la no retroactividad de ninguna ley en perjuicio de persona alguna y dejara de lado su obsesión de condicionar la permanencia en el empleo de los docentes a cambio de aprobar un examen estandarizado, se resolvería de raíz un conflicto que ha tenido costos muy altos para los mexicanos, entre ellos los 8 civiles muertos en Nochixtlán, Oaxaca. 

En lugar de esto, haciendo gala de su negligencia, los gobiernos federal y estatal le han apostado al desgaste, a administrar el conflicto; pero no va a ser suficiente para desarticular el movimiento magisterial. La demanda de la CNTE es muy clara, la abrogación de la reforma laboral y administrativa, disfrazada de educativa. Mientras eso no suceda o, en su defecto, no haya una propuesta cercana a su exigencia, seguiremos viendo en las calles a miles de maestros defendiendo lo que por derecho corresponde a todos los mexicanos, una educación verdaderamente laica, gratuita y obligatoria; así como el respeto a todos sus derechos laborales. 

Recordemos que el inicio del ciclo escolar 2016 - 2017 es un momento estratégico para presionar al gobierno y exigir se dé marcha atrás al despido de cientos de profesores que no presentaron la evaluación. Las autoridades estatales y federales deben ser muy cuidadosas con sus declaraciones, porque un posicionamiento endurecido como el expresado por el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, quien lanzó la amenaza de que todo aquel docente que no reinicie actividades el próximo 22 de agosto y acumule más de 3 faltas, será cesado del servicio, puede desatar una nueva serie de movilizaciones, quizás más numerosas que las de junio y julio del presente año.

No hay comentarios.:

POWERED Falcoatl MULTIMEDIOS®. Con tecnología de Blogger.