Falcotitlan SUSTENTABLE®

LA LITERATURA ALEMANA DE LA POSGUERRA MUESTRA CÓMO SE RESURGE DE LOS ESCOMBROS, DICEN EN LA FUL 2016





Al ser Alemania el país invitado de honor de la 29 Feria Universitaria del Libro (FUL 2016), aquel país ofreció a los asistentes una revisión sobre el vuelco de la tradición literaria germana que se gestó a partir del término de la II Guerra Mundial, ante un auditorio integrado principalmente por estudiantes de preparatoria y algunos de estudios superiores.

La conferencia sustentada por el escritor, ensayista, traductor y lingüista Héctor Orestes Aguilar, traductor literario del alemán, francés e inglés y cotraductor de autores italianos como Claudio Magris, Umberto Eco y Antonio Tabucchi, se tituló “La literatura alemana después de 1945”. La plática fue didáctica y emocionante en lo referente a cómo se enfrentaron los literatos germanos a las diversas etapas históricas y sociales por las que ha transitado Alemania desde entonces.

La revisión de los autores seleccionados y sus obras brindó luz sobre el panorama literario de la actual Bundesrepuvlik Deutschland y tuvo lugar en el pabellón internacional Margarita Michelena, instalado en el Polideportivo Carlos Martínez Balmori de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), centro de educación superior, organizadora de la FUL, gracias al patrocinio de su Patronato y de la Secretaría de Cultura del gobierno Federal.

Héctor Orestes Aguilar, ha publicado cuatro libros de crónicas y ensayos, especialmente de literatura centroeuropea; a su vez ha sido traducido al alemán. Es autor de “Apuntes por una geografía del limbo”, ganador del Premio Nacional de Ensayo Abigael Bohórquez en 1999. También ha sido agregado cultural en las embajadas de México en Bulgaria, Croacia y Bosnia.

Al ser autoridad en la materia, el conferenciante inició refiriendo que existe una interesante muestra de libros alemanes traducidos al español, los cuales dan muestra de las etapas de la literatura alemana de la posguerra, en el desarrollo de todos los géneros literarios, pues estuvieron marcados precisamente por el fin de la guerra, por todo lo que significó para los alemanes quienes lo vivieron como un trauma histórico que se reflejaron en tres tendencias principales: literatura del exilio interior, del exilio y la literatura de los escombros (o de la reconstrucción).

“Voy a concentrarme en la literatura alemana, del pueblo alemán, y de las tendencias desde el año 1945, para concentrarnos en algunos autores contemporáneos, que más nos interesa desde México leer, seguir, porque dan muestra de la evolución de la literatura a partir de una Alemania unificada, de las migraciones de Turquía, Bosnia, Rumania y otras”, aclaró el también director del Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Explica: Exilio interior, se resistieron a la dictadura de Hitler, porque son escritores que no tuvieron que marcharse fuera de Alemania, lo que hizo más difícil su actividad literaria.

Un ejemplo de esa interiorización fue Ricarda Huch, autora de “El último verano”, que está en Ediciones B de España y ya no se consigue, es una novela epistolar. “Son escritores que a través de la crónica sobre todo reflejan la experiencia de la resistencia, el recogimiento frente a fenómenos sociales traumáticos”, señaló.

Así, Orestes Aguilar llevó de la mano a los oyentes para transitar por obras de la “Literatura de los escombros” (Trümmerliteratur) y la del “Grupo 47”, y no sólo a través de los más encumbrados literatos, ampliamente reconocidos y premios Nobel, como Thomas Mann, Stephen Zweig; Günter Grass, sino de otros, menos conocidos pero que han ido retratando el paso de la Alemania del exilio interior, exilio exterior, la unificación y la literatura alemana contemporánea que, admite, integra, subsume a los literatos de la Alemania Democrática tras el muro derrumbado en 1989.

El recorrido de la literatura alemana apunta, dice Orestes Aguilar, a la multiculturalidad, a la absorción de los migrantes en la pluralidad de géneros, hasta conseguir una literatura que rompe con la tradición muy filosófica de antes de la II Guerra, “para llegar a una más orgánica, más de aventurarse con la expresión y que se va acercando a lo que conocemos como Boom Latinoamericano; una literatura fantástica, casi mágica que no por ello no refiere los grandes problemas fundamentales a los que se acerca el escritor alemán en particular y el de lengua germana de otros países en general”, advirtió el experto en literatura centroeuropea.

Orestes Aguilar también hizo recomendaciones literarias y editoriales, puntualizando cómo Herder, Siruela, Alfaguara, Taurus, Tusquets, Colofón, Random House se han esmerado en traer autores alemanes al castellano, puntualizando la conquista de premios Nobel que han sido logrados por los escritores de esta nueva Alemania que le apunta más a la hibridación social, a la integración. 

En su recorrido literario puso nombres sobre la mesa para ser leídos: Heinrich Boll, Wolfang Koeppen; Siegfried Lenz; Thomas Mann, Günter Grass (el máximo representante de su generación); Ana Seguers (quien vivió en México); Inka Rarei (quien no era alemana de origen, pero sí de formación y educación); Ilija Trojanou (también de origen no alemán, autora de “El coleccionista de mundos”; “Deshielo”). Aquí, Orestes Aguilar refirió cómo los escritores alemanes reflejan en su literatura su concepción de formar parte del mundo, de recorrer el mundo.

De igual modo, el intelectual mexicano, trajo a la memoria cómo el trabajo del diplomático mexicano de aquella época, Gilberto Bosques, coadyuvó a la migración europea hacia México y cuya labor aparte de salvar vidas, de muchos intelectuales alemanes judíos, también acercó la gran tradición literaria alemana a nuestro país.

Gran énfasis puso en el poeta Paul Celan y en la ganadora del premio Nobel en 2009, Herta Müller, (autora, entre otras obras de “En tierras bajas”, “El rey se inclina y mata”; “Todo lo que tengo lo llevo conmigo”, que refleja el fenómeno de la multiculturalidad, las migraciones y la hibridación social. 

También reveló en qué parte de la FUL 2016 se puede encontrar la obra de los autores alemanes que “han dejado atrás los traumas de la guerra, para ver hacia otros mundos, otros confines, como Gregor Sander o Ilija Trojanou, por mencionar algunos”.

No hay comentarios.:

POWERED Falcoatl MULTIMEDIOS®. Con tecnología de Blogger.