Falcotitlan SUSTENTABLE®

La Cineteca Nacional repasa con nuevo ciclo el ​influyente cine checo de los sesenta





Como ocurrió en numerosos países de Occidente que experimentaron un cambio drástico en sus tendencias culturales durante el periodo de posguerra, Checoslovaquia floreció en su cinematografía a principios de los años sesenta. Reaccionando a las imposiciones socialistas, el preámbulo de la Primavera de Praga se vio reflejado en su cine a través de una alineación de directores audaces, irónicos y preparados académicamente en su oficio.

A partir del 3 de febrero y hasta el 1 de marzo, la Cineteca Nacional presentará El cine checo de los años sesenta: 23 películas que le dieron voz a toda una generación de jóvenes checoslovacos, de la mano de autores como Jan Němec, Jaromil Jireš y Vĕra Chytilová. Con dos proyecciones de martes a domingo, el ciclo tendrá lugar en la Sala 9 Juan Bustillo Oro.

Entre estos pioneros del arte cinematográfico, destacó el prolífico Miloš Forman, que antes de conquistar Hollywood con Atrapado sin salida (One Flew Over the Cuckoo’s Nest, 1975) yAmadeus (1984), conmocionó la escena de su país con el El concurso (Konkurs, 1963), que ya demostraba su interés por la música; Pedro Oveja Negra (Cerný Petr, 1964), su debut en el largometraje de ficción, y ¡Al fuego bomberos! (Horí, má panenko, 1967), que estuvo nominada al Óscar por Mejor Película Extranjera en 1969.

Además, la muestra incluirá Los amores de una rubia (Lásky jedné plavovlásky, 1965), una de sus producciones más importantes antes de mudarse a Estados Unidos. La sencilla aventura de una estudiante ingenua que se deja seducir por un pianista fue apoyada en su momento por grandes publicaciones como Cahiers du Cinéma y The New Yorker. Más recientemente, Constantin Parvulescu, para Senses of Cinema, apuntó que la película “involucra la percepción social de las relaciones sexuales, la cultura pop y la alienación de los trabajadores en la Checoslovaquia comunista”.

De un estilo aún más crítico y subversivo que el de Forman, Jan Němec también egresó de la prestigiosa Escuela de Cine y Televisión de la Academia de Artes Escénicas de Praga (FAMU). Tanto en su ópera prima Diamantes de la noche (Démanty noci, 1964) como en La fiesta y sus invitados (O slavnosti a hostech, 1966), empleó imágenes oscuras, surrealistas y metafóricas para crear parábolas sobre la búsqueda de la libertad y la opresión social.

Por su parte, Věra Chytilová (otra graduada de la FAMU) fue, al igual que Němec, una de las figuras más controversiales y agudas para el gobierno de su país. Luego de la invasión soviética de 1968, estuvo vetada por el Estado y tuvo que trabajar en la dirección de comerciales bajo el nombre de su esposo para evitar ser reconocida. Los frutos del paraíso (Ovoce stromu rajských jime, 1970) fue la película que provocó esa prohibición, en donde se aprecia una radical distorsión formal al adaptar el mito bíblico de Adán y Eva.

Junto con Jiří Menzel, Evald Schorm y Jaromil Jireš, Němec y Chytilová colaboraron en la cinta que ha sido considerada históricamente como el manifiesto de la Nueva Ola Checoslovaca:Perlas en el fondo del mar (Perličky na dně, 1966). Basados en cinco historias cortas de Bohumil Hrabal, este equipo de directores reunió viñetas que, a través del romance, la conversación minuciosa y la ironía del absurdo, capturan el sentimiento de una nación bajo el socialismo más rígido de la Guerra Fría.

Otros autores que estarán presentes en el ciclo son los ya mencionados Jiří Menzel —conTrenes rigurosamente vigilados (Ostře sledované vlaky, 1966) y Alondras en un hilo (Skřivánci na niti, 1969)— y Jaromil Jireš —con La broma (Zert, 1969) y Valeria y la semana maravillosa (Valerie a týden divů, 1970); František Vláčil con Marketa Lazarová (1967) y El valle de las abejas (Údolí včel, 1968), y Vojtěch Jasný con la extravagante Un día, un gato (Až přijde kocour, 1963).

Para conocer la programación completa, consulta http://www.cinetecanacional.net

No hay comentarios.:

POWERED Falcoatl MULTIMEDIOS®. Con tecnología de Blogger.