Falcotitlan SUSTENTABLE®

Organizan el curso La cámara oscura, antes y después de la fotografía en el Centro de la Imagen




El Programa Educación para la Conservación del Patrimonio Fotográfico y Audiovisual ha organizado el curso La cámara oscura, antes y después de la fotografía, abierta al público en general, a los especialistas e interesados en la historia de la fotografía y de la formación de las imágenes.

El curso estará a cargo del especialista Gran B. Romer, maestro en ciencias de la imagen y quien fue por 37 años el conservador titular de Museo Internacional de Fotografía y Cine Georges Eastman House de la Ciudad de Rochester, Nueva York. El curso se llevará a cabo de los días 14 al 16 de marzo de 2017, de 10:00 a 13:00 horas en la sede del Centro de la Imagen, en la Ciudadela de la Ciudad de México.

Gran B. Romer es un destacado profesional en el mundo de la conservación y de la investigación de la invención de la fotografía, tiene un amplio conocimiento de la cultura y de la vida artística del siglo XIX, siglo de la reproducción mecánica de las imágenes fijas y en movimiento. El especialista tiene especial interés en el daguerrotipo y en el maquinarlo de las imágenes; es decir, en los aparatos ópticos y fotográficos como la cámara oscura, herramienta que tuvo un papel de gran impacto en la invención de la fotografía.

Definir lo que una cosa no es es una tarea más fácil que definir lo que es, y este es el caso de la cámara oscura, una herramienta que aparece en el conocimiento de Platón, los escritos del sabio árabe Alhazan, del filósofo medieval Roger Bacon, quien estableció el principio fundamental de la cámara oscura, o en los textos de 1490 de Leonardo Da Vinci que explican la visión humana a partir de la formación de las imágenes en la cámara oscura, los esquemas de observación de eclipses en el tratado de Gemma Fisus, Radio Astronómico et geométrico (1544), o las aportaciones de Giovan Batista della Porta considerado un entusiasta de este aparato, las del teórico de la perspectiva Daniele Barbaro, del vienés Chtsitopher Schneider, la óptica de Descartes, el Ars Magna Lucis et Umbrae de 1645 de Athanasius Kirchner, así como los tratados de las máquinas de dibujo y de pintura del Renacimiento, hasta su aplicación en la Ilustración como recurso de la observación y el dibujo aplicado al grabado. Basta recordar el éxito del uso de la cámara oscura en la obra de Veemer.

A principios del siglo XIX la cámara obscura fue la base para el sistema negativo positivo de los calotípos al papel salado del inglés Fox Talbot y de la invención del daguerrotipo por Niepce y Daguerre en Francia. Después de 1839, la cámara oscura es la clave de la fotografía hasta nuestros días. Hoy, las dimensiones se hayan reducido debido a una lente de menisco con la que están equipados los teléfonos celulares.

Un rayo de luz que pase por una perforación diminuta formará una imagen en la superficie donde incida éste, en un cuarto o en una caja, la proyección de la imagen se apreciara si hay oscuridad total. Si en lugar del orificio se coloca una lente la imagen será más clara y nítida. Mientras la lente tenga más cuerpos ópticos, la imagen tendrá mayor contraste.

Las aplicaciones la cámara oscura son muchas: desde la fotografía estenopéica, los periscopios militares, la misma linterna mágica (el principio invertido), las cámaras de observación que se construyen en puntos altos de las ciudades por el placer de ver el paisaje y la traza urbana proyectada sobre una mesa para deleite del espectador, o por el sólo hecho de aprehender el mundo externo en la intimidad de una tienda de campaña en medio de un valle o en lo alto de una colina.

La cámara oscura impactó al espectador y le ofreció una técnica diferente de mirarse y mirar el mundo que lo rodea, y de aprehender las imágenes mucho antes de que pudiéramos fijarlas sobre un soporte fotosensible.

Estas y otras reflexiones son la materia de este curso que estará apoyado por presentaciones y conferencias de Mayra Rojo Gómez, investigadora de la imagen y curadora de fotografía y cine, de la Universidad Autónoma Metropolitana y Adriadna Cervera Xicoténcatl, restauradora de bienes muebles e investigación arqueométrica, de la Escuela Nacional de Conservación y Restauración del INAH y del Instituto Luis Mora, quienes compartirán la conducción de esta experiencia académica y de demostración de diversos tipos de cámaras oscuras en las sesiones prácticas.

Inscripciones abiertas.

Información: Registro e inscripciones al tel. Celular 044 555 414 0800 o Tel. 52 11 92 26 (Cdmx), o al correo electrónico : educaparalaconservacion@gmail.com

No hay comentarios.:

POWERED Falcoatl MULTIMEDIOS®. Con tecnología de Blogger.